10.4.05

La Habana en un espejo

Muy pocas veces ha habido, con buenos resultados, una relación estrecha entre danza y literatura como la que Alma Guillermoprieto presenta en su más reciente libro, La Habana en un espejo (Mondadori, 2005). Muy pocas, también, son las ciudades que seducen como La Habana. Si esta mágica ciudad caribeña no hubiera cautivado a la joven bailarina y apolítica Alma Guillermoprieto, que era entonces, cuando llegó en 1970, no sería posible que 35 años después hubiera podido reconstruir todos los avatares que vivió en seis meses de estancia. Esta no es una novela, no sólo porque su autora es periodista; sin embargo, tampoco es un reportaje sobre las circunstancias políticas y sociales en un momento crucial para la isla (el embargo económico impuesto por Estados Unidos se había alzado apenas unos años atrás), porque de eso ya habló en su libro Historia escrita. Es una especie de memorias, de fiel testimonio, el más humano, escrito gracias y en gran medida a la inocencia de la joven maestra de danza, por la turista que se encariña con la gente de la que se rodea al grado de mimetizarse en una candorosa habanera y con la mirada perspicaz de la reportera del New York Times. Esa combinación hace de La Habana en un espejo un libro entrañable, único.

1 comentario:

Roberto Iza Valdes dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.