3.12.06

[Huracán de amor]

para L.M.

Un pájaro remonta el vuelo
en cuanto siente venir
el ligero viento del norte.

Un pequeño remolino
se forma en la acera:
coge una bolsa de plástico
--antes simplemente tirada--
y la juega al ritmo de sus círculos.

Luego, un suspiro anuncia
la llegada de tu voz sonora:
en realidad es un huracán de amor
que arroja todo para plantarse a mi lado.

Gdl, 29.11.2006

2 comentarios:

Una de las Moiras...¿O Gorgona? dijo...

Que bello. El viento a veces nos inventa la voz amada, y hay ráfaga. Pero cuando el viento no la inventa y sólo la trae, un simple momento surge sublime de su eco.
Un saludo

Óscar David López dijo...

Claro, bieamado, pero si no hubiera existido desde antes esa pelí, no?


No digo la referencia pa no quemarte las tortillas. Besos