2.2.06

[Tipificar los crímenes de odio]

La siguiente, es la carta [reproducida hoy en La Jornada] que se leyó este mediodía en la conferencia de prensa por parte de las organizaciones civiles con referencia a la detención de multiasesino de homosexuales.

El secuestro de seis jóvenes homosexuales y el atroz y cruel asesinato de al menos cuatro de ellos a manos del multihomicida confeso Raúl Osiel Marroquín Reyes alerta a la sociedad de la gravedad de un problema que no ha sido debidamente sopesado. Si bien, él ha confesado que la motivación de sus crímenes era obtener un botín, el ultraje y la tortura a la que fueron sometidas las víctimas y la saña con la que perpetraron los homicidios él sus cómplices nos indican que estamos frente a crímenes motivados por el odio y el desprecio hacia los homosexuales.

Marroquín Reyes, apodado El Sádico, no deja lugar a dudas en sus declaraciones: “Considero que en cierta manera hasta le hacía un bien a la sociedad. Digo, actualmente, en la televisión, por todas partes vemos este tipo de gente y hacen que se malee la infancia. Repito, me deshice de cuatro homosexuales que, de alguna manera, afectan a la sociedad. Digo, se sube uno al Metro y se van besuqueando. Voy por la calle y me chiflan, me hablan.”. La certeza “justiciera” de estar eliminando a los elementos más “despreciables” que amenazan a la sociedad, hace que este tipo de criminales no sientan remordimiento alguno: “No me arrepiento, (lo volvería a hacer) sólo que ahora refinaría mis métodos para no cometer los mismos errores”.Los crímenes de odio por homofobia han sido una constante en la historia de nuestro país. Sin embargo, la falta de reconocimiento de la existencia de este tipo de crímenes por parte de las autoridades judiciales y de la sociedad en su conjunto ha impedido que se actúe con eficacia y se tomen las medidas necesarias para prevenirlo. La ejecución de estos jóvenes gays de 20, 23 y 28 años se suma a la de cientos más que han sufrido la misma suerte. Es el caso del activista gay Octavio Acuña, asesinado con la misma saña y alevosía el pasado 21 de junio en la ciudad de Querétaro mientras atendía una condonería donde impartía pláticas de salud y educación sexual a jóvenes y adolescentes. Su ejecución hasta la fecha continúa impune. De 1995 a 2003, se han contabilizado, a partir de un registro hemerográfico, 290 homosexuales asesinados en Colima, Yucatán, Michoacán, estado de México, Veracruz y el Distrito Federal principalmente. El número real es sin duda mucho mayor, pero esa cifra da una idea de la dimensión del problema.

Pero a pesar de su gravedad, ha prevalecido hasta ahora la indiferencia social y de las autoridades judiciales sobre este tipo de crímenes que afectan a una población devaluada y deshumanizada de antemano por el prejuicio social, lo que coloca a las y los miembros del colectivo gay en una situación de indefensión, los vuelve “presas fáciles” a los ojos de criminales como el ex militar Marroquín Reyes: “Lo que ocurre es que se me facilitaba, digamos, engancharlos para poder llevarlos a mi departamento”.

Las mismas autoridades judiciales han contribuido enormemente al fortalecimiento del prejuicio antihomosexual al calificar a los asesinatos contra homosexuales como “crímenes pasionales” o “típicos de homosexuales”, como calificó el procurador del estado de Coahuila, Oscar Calderón Sánchez, el asesinato del dirigente del PRI en Piedras Negras el pasado mes de octubre. Nos congratulamos del arresto de este multihomicida por parte de la Agencia Federal de Investigación, pero creemos necesario incorporar en el marco de nuestras leyes penales como un agravante los crímenes motivados por el odio para entender cabalmente la naturaleza de este tipo de delitos. Las ventajas de incorporar tal figura serían varias:En primer lugar, permitiría abrir la discusión y la reflexión públicas sobre lo que bien podría denominarse una catástrofe moral y penal, cuyas dimensiones adquieren su mayor dramatismo en el caso de las cientos de mujeres asesinadas en Ciudad Juárez. El reconocimiento de los crímenes de odio apela a una toma de conciencia por parte de la sociedad sobre los efectos perniciosos del estigma que pesa sobre ciertas conductas juzgadas “indeseables”, o simplemente hacia modos de vida percibidos como una amenaza para la sociedad, o simplemente del desprecio hacia las personas desvalorizadas y deshumanizadas por el hecho de ser diferentes o percibirse como inferiores. La intolerancia que se desprende de esos estigmas y prejuicios conoce su acción extrema en los asesinatos y ejecuciones motivados por el odio y el desprecio.En segundo lugar, obligaría a las autoridades judiciales a llevar un registro puntual y de este tipo de crímenes y de sus perpetradores. Esto permitiría, a su vez, conocer la dimensión real de este grave problema que afecta de manera particular a mujeres, niñas, ancianas, trabajadoras sexuales, migrantes, indígenas, creyentes no católicos, homosexuales, lesbianas y transexuales. Mientras no se reconozca la existencia de crímenes de odio, la situación que los motiva no será comprendida a cabalidad y, por tanto, la prevención e investigación de este tipo de delitos carecerá de eficacia. El asumir como crímenes de odio este tipo de delitos permite colocarlos en un contexto social y cultural, e impide que se les considere como delitos aislados, perpetrados por individuos desquiciados y perturbados sin relación alguna con su entorno. Es decir, posibilitaría asumir la parte de responsabilidad que le corresponde a la sociedad y actuar en consecuencia. Si el odio a las diferencias es un motivo tan poderoso que llega al extremo del exterminio, la sociedad y sus instituciones tienen una labor urgente en la construcción de normas de convivencia basadas en el respeto y el reconocimiento de las diferencias. La aplicación de la justicia también comienza por utilizar los términos precisos y correctos en las investigaciones policíacas.

FIRMAS: Carlos Monsiváis, Jenaro Villamil, Alejandro Brito, Carlos Bonfil, Jorge Saavedra, Horacio Franco, Clara Jusidman, Jaime Humberto Hermosillo, José Ramón Enríquez, Marta Lamas, Adriana Ortíz-Ortega, Maria Teresa Priego, Claudia Hinojosa, Mario Arteaga, Vivianne Hiriart, Jaime Vela, Maria Eugenia Tamés, Marta de la Lama, Ana Colchero, Jesusa Rodríguez, Liliana Felipe, Maria Consuelo Mejía, Tito Vasconcelos, Inti Muñoz, Sara Lovera, Ricardo Hernández Forcada, Manuel Zozaya, Eduardo Iniesta, Antonio Medina, , Rodolfo Millán Dena, Pedro Morales Aché, Sandra Peniche Quintal, David Sánchez Camacho, Braulio Peralta, Joaquín Hurtado, Arturo Vázquez Barrón, Roberto Rada Monrreal, Juan Carlos Bautista, Juan Manuel Arozamena, Alejandro Cervantes-Carson, Arturo Coste Stein, Paty Kelly, Elsa Conde, Oscar Sánchez, Armando Cristeto, Silvia Bolos, Verónica Ortiz, Rosa Feijoo, Luis Perelman, David Rangel, Antonio Salcedo, Josué Quino, Daptnhe Cuevas, Mauricio List Reyes, Gilberto Braulio Aranda Cervantes, Adriana Bernal, Ana Francis Mor, Cecilia Riquelme, Alberto Teutle López, Heather Dashner Monk, Mario Velázquez, Lucía Lagunes Huerta, Cecilia Gayet, Elia Baltazar González, Mariaurora Mota, Ana Lidia Murillo Camacho, Astrid Juárez, Marisol Gasé, Ana Francis Mor, Nora Huerta, Cecilia Sotres, Elia Baltazar González, Ana Lidia Murillo Camacho, Mariana Winocur, Martha Cuevas, Beatriz Cavazos, Sara Fernández, Enrique Gómez, Alicia Yolanda Reyes, Ligia Vera Gamboa, Ana Gazga Pérez, Rosalinda Ávila Selvas, Karina Vergara, Sara Espinosa Islas, Ma. de los Angeles Sánchez Bringas, Eva Verónica Guzmán Gutiérrez, Mary Goldsmith, Flavia Costa, Cecilia Saviñón, Mabel Campagnoli, Gloria Careaga Perez, Patria Jiménez Flores, Isabel González Barba, Karina Alejandra Kalpschtrej, Magdalena García, Lourdes C. Pacheco Ladrón de Guevara, Ma. Elena Olivera, Leonor Aída Concha, Elva Rivera, Adriana Ornelas, Cristina Oehmichen Bazan, Amelia Hernández Velázquez, Alba Adriana Jiménez Patlan, Luciana Ramos Lira, Adriana Peimbert Reyes, Karla Priego Martínez, María Teresa Olvera, Sergio Alan Villarreal, Adela Muñiz Guadarrama, Cristina Palomar, Isabel Barranco Lagunas, Reyna Pérez Castillo, Leonor Aída Concha, Mari Carmen Montes Castillo, Gabriela Labelle, Lourdes Angulo, Elizabeth Alejandre, Betha Vallejo, Lourdes del Villar, Luisa Becerril Straffon, Edith Piña, Rafael Ramírez Arana, Zaida Betancourt, Sergio Téllez-Pon, Miriam Mina, Lucía Rayas, Mónica da Cunha, Víctor Bárcenas, Iván García, Andrea Medina Rosas, Miriam Ángel,

ORGANIZACIONES:Letra S, Sida, Cultura y Vida Cotidiana, AC; Comisión Ciudadana Contra Crímenes de Odio por Homofobia CCCOH), Comité Orgullo México (COMAC), Movimiento en Medios por la Objetividad en temas de Orientación e Identidad Sexual (MOVEMOS), Modemmujer, Red de Comunicación Electrónica A.C.; Consorcio para el Diálogo parlamentario y la Equidad A.C; Red Nacional Católica de Jóvenes por el Derecho a Decidir, Red Democracia y Sexualidad (Demysex y 280 organizaciones más), Teatro y sida A.C., Sipam, Restaurante BgayBproud, El Armario Abierto, Corporativo Cabaré Tito, Católicas por el Derecho a Decidir(CDD), Afluentes, Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), Agencia de Noticias sobre la Diversidad Sexual (Anodis); Agencia de Información NotieSe, Triple G, Sipam, Revista Camp, Boys and Toys, Revista Sexualidad-es, Nueva Generación de Jóvenes Lesbianas, Homopolis la Guía, Federación Mexicana de Educación Sexual y Sexología (FEMES), Asociación Sinaloense de Universitarias AC, (FEMU), Movimiento Abrazo AC, Consejo Técnico de OSC, Mujeres Trabajadoras Unidas A.C. (Mutuac), Equidad de género: ciudadanía, trabajo y familia, A.C., Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos en México, Lunas de Cibeles, Posgrado en Estudios de la Mujer de la UAM-Xochimilco, El Closet de Sor Juana, Fundación Arcoiris por la diversidad sexual, Las Amantes de la Luna; Género, Ética y Salud Sexual AC (GESS), Oasis - Centro de la Diversidad Monterrey; Santamaría Fundación GLTB de Cali Colombia; Veredas AC; Red de Género y Medio Ambiente; Red de Mujeres del Sur, Mujeres por el Diálogo; Patlatonalli AC; Frente nacional de personas afectadas por el VIH/SIDA delegación Yucatán; Opción Bi, Asociación Juvenil de Interacción Social A.C. "AJIS"; Asociación Nacional de Madres y Padres de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transgéneros; Grupo Shalom Amigos.

2 comentarios:

Ismael Lares dijo...

Bueno, al menos hay una propuesta.

carlosgna dijo...

CIERTAMENTE LA CARTA DE LA JORNADA, REFLEJA SU SENTIDO HUMANISTA QUE LA HA CARACTERIZADO.
POR OTRO LADO, ME SENTI HORRORIZADO AL VER LA PORTADA DEL PERIODICO DE LA PRENSA, AL HABER PRUBLICA EN OCHO COLUMNAS LA FRASE "MATAJOTOS", AL OBSERVAR ESTO A PLENO LUZ DEL DIA, FUE COMO UN DESLUMBRAMIENTO Y COMO SI UNA PELICULA DE HOMOFOBIA PASARA POR MI MENTE AL INSTANTE, CASI COMO VOLVER A LOS AÑOS SETENTA Y OCHENTA DONDE NOTAS SOBRE HOMOSEXUALES Y LESVIANAS APARECIA EN EL ALARMA Y LA NOTA ROJA, QUE TODO LA LUCHA Y EL MOVIMIENTO EN PRO DE LOS DERECHOS DE LOS HOMOSEXUALES HABIA DESAPARECIDO CON LAS ACCIONES DE UN ENFERMO MENTAL, QUE HABIA ASESINADO A VARIOS HOMBRES DE ESA ORIENTACION SEXUAL. ESPERO Y NO SEA ASI POR EL BIEN DE TODOS...
CARLOS GUSTAVO NÚÑEZ