1.2.06

[El vuelo de Pajarito]

No saben el gusto que me dio ver, una y otra vez, la imagen del toro Pajarito volando hacia los tendidos de la plaza de toros. Sentí un gran alivio, una satisfacción por una noble venganza, me henchí de regocijo al verles sus carotas a los popis asombrados por el vuelo de Pajarito, lástima que no mato a ninguno de esos "sus tradicionales, sus cobardes, innobles victimarios", según los califica Pepe de la Colina en su divertida columna de hoy en Milenio.

Supongo que este fin de semana que se conmemorarán los 60 años de la plaza de toros "México", será un pretexto más que ideal para que los que nos prclamamos defensores de los derechos de los animales (algunos, no todos, claro está) vayamos a protestarles a las puertas de su patíbulo.

"Ay, de cualquier modo te asesinaron, bravo Pajarito, pero yo quiero celebrar la fuerza, la levedad, el heroísmo y la elegancia de tu vuelo, y agradecerte que por primera vez la infame 'fiesta' me haya revelado un momento de alta poesía.

"Olé y mil veces olé, oh heróico, oh sublime, oh bello Pajarito sin alas pero de corazón de aviador" (José de la Colina, "Olé Pajarito", Milenio diario, 1 de febrero de 2006).

*
Quien juró y perjuró que nunca recibiría ese premio, ayer lo recibió y de manos de un presidente conservador (finalmente son paisanos), ¡qué asco!... al menos le fue a decir sus cosas en su carota.

*
Desconfío de todo lo que aclaman unánimemente. Es el caso de la película "Brockeback mountain" de Ang Lee basada en el relato de Annie Proulx que ayer fue merecedora de 8 nominaciones al Oscar (o sea, eso no garantiza nada sobre la movie y por eso, muy seguramente, me abstendré de verla.) Sí me da gusto por Phillip Seymour Hoffman, quien seguramente ganará por su actuación en "Capote" (¡muero por verla!). Seymour Hoffman ha hecho actuaciones magistrales en "El talentoso señor Ripley", "Magnolia", "Next stop Wonderland", "Regreso a Cold Mountain" y "Love, Liza", por lo cual, sin duda, merece algo más que el Oscar por su papel del homosexual, drogadicto, alcohólico y genio.

*
Por lo regular, consigo lo que quiero. Pero, ¿y después qué?

2 comentarios:

Ismael Lares dijo...

Las dos posturas, a favor y en contra, de la fiesta taurina me parecen coherentes. Aunque el estar en contra me parece un poco contradictorio. A fin de cuentas animales se matan de maneras más despiadadas día a día. No podemos satanizar las corridas de toros sólo porque se mata un animal, sino que debemos entender el contexto que la misma envuelve, no crees.

Medeo Mandarino dijo...

Brokeback se deja ver...
Capote no me gustó tanto...