15.2.06

[Mis amigos]

Mis amigos más íntimos, los más cercanos, así así los más ínchimos son 4:

Carlos: desde hace años nos vemos los domingos para ir a un museo y luego comer. Además, quizá, sea con el único con el que platico sobre política: antes teníamos más en común (él es fervoroso priísta) y yo cada vez tiendo más a la izquierda moderada, pero de manera radical, cada vez me interesan más las pequeñas injusticias (el agua, los animales, las drogas, contra el life style gay, etc). Nos contamos todas nuestras locas aventuras así que las conversaciones son interminables. Por si fuera poco es un pirado acuariano como yo.

Benito: a él le debo muchísimas cosas, primero, que me haya ilustrado (quizá sin quererlo) en el gusto musical. Recuerdo que hace años me regaló un casette que contenía canciones diversas desde Presuntos Implicados, Fito Paez hasta Tania Libertad (cantando ese gran tango llamado "Nostalgias" en una versión mucho mejor que la de Eugenia León), Lola Beltrán y la canción de Mama Cass con que termina la movie "Beautiful thing". Sobra decir que gracias a eso me volví fan de los Presuntos, de Fito, del kitsch, etc... Después, juntos aprendimos a nadar en la YMCA a donde nos inscribió un gran amigo con la firme consigna novolesca (véase "La estatua de sal") de putear muchísimo. Él sí lo hizo con un brasileño guapísimo, yo nunca hago nada. Además siempre lo chingo para que ya termine con su agitada relación de 10 años. No nos vemos muy seguido ahora, pero siempre estamos en contacto (me llamó el día de mi cumple) o nos enteramos de nuestras patoaventuras por terceros.

Omar: es el más pirado de mis amigos. Olivier Debroise una vez me dijo que lo mejor que había hecho era presentarle a Omar. Él es un ferviente occidentalifóbico y en cambio ama a los árabes (habla árabe y por un tiempo fuimos fans de la cantante travesti israeli Dana Internacional) y a los orientales (viajó a Thailandia y habla japonés y en un par de meses se irá a Japón a estudiar su maestría; sobra decir que lo voy a extrañar un chingo). A Omar le debo que se haya enseñado las virtudes del internet: siempre anda navegando y me manda links de cosas inimaginables, leemos de todo, vemos videos y bajamos y/o compartimos música de todo tipo.

Pável: es el pop star de las letras, tiene su programa de radio los domingos sobre boleros, tangos y esas minucias, prepara una biogafía de Agustín Lara con su amiga la Lupe Bobaeza y junto con otros amigos preparamos la que pretenciosamente se llama Antología histórica de la poesía mexicana del siglo XX o algo así, y que publicará el Fondo en 10 tomos. A veces me exaspera porque es muy disperso, anda en mil cosas y no sé como le hace para cumplir con todas (y yo soy un histérico que me preciono hasta para sacar el texto más inocuo), pero además, es muy divertido platicar con él y siempre nos andamos burlando y parodiamos a todo el mundillo literario.

Todo esto como mero pretexto por el día del amor y la amistad que fue ayer. Como no hay amor a quien dedicar mis letras, se las dedico a mis amigos.


*

¡Soy un looser que irá al concierto de U2 hoy!

1 comentario:

Medeo Mandarino dijo...

Viva la vida con amigos así...