30.4.05

Excelentísimo señor D. J.M. Nadie

Entro a mi mail y nadie me escribe

Entro al messenger y no hay nadie con quien platicar

No publican, en un suplemento cultural, un texto que envié un par de semanas atrás

No publican una nota, en un periodicucho, que creo me iba a escandalizar

No tengo dinero así que no salgo

Me siento, como diría el maestro Martín en las letras de Machado, como el Excelentísimo Señor D. José María Nadie. ("Nadie es la personificación de la nada", según Machado.)

3 comentarios:

Tristán Estar dijo...

No se sienta solo. A veces ando en las mismas.

;D

Medeo Mandarino dijo...

Regocíjese en la marginalidad excluyente. No sólo basta con ser marica (disculpe el crudo sustantivo), para colmo la soledad nunca se nos termina. Sea pues, usted puede estar solo, pero eso sí, muy bien leído por otros. Al fin, terminamos muy bien acompañados...

Javier Luján dijo...

"En la sociedad contemporánea la soledad se produce justo 'en medio de los otros', de la muchedumbre", nos recuerda Alfredo Bryce Echenique. Un saludo.