31.1.05

¡Más y mejores drogas!

Dado que coincido con estas tesis, permítome postear aquí un fragmento de otro post que puede verse completo si se clickea aquí:

Aunque me parece que soy un mojigato en exploraciones químicas, ya que sigo esperando que se inventen mejores formas de alterarnos. Siempre se necesitan nuevas drogas, drogas que no sean adictivas, a precios razonables, que no tengan esos efectos secundarios infames que te dejan dos días en el calvario y el arrepentimiento. Y sobre todo se necesitan drogas que no nos destruyan el cerebro.

¿Pido demasiado? No lo creo. He visto en la licorería cervezas con un nuevo sabor a esencias aromáticas. Demasiado gay, de acuerdo. Pero si el vodka puede embotellarse con variados saborizantes y el agua con toda clase de inmundicias de por medio, ¿Por qué no inventar una droga con atributos saludables? Espero que pronto llegue la hora en que un visionario le haga ver proyectos de drogas futuras a un narcotraficante y entonces el sentido de ambición y tecnología genética nos libren de resacas, crudas, somnolencia, fatiga y agotamiento mental. Mientras escribo esto imagino los nombres para esas drogas. Uno en especial me gusta para cerrar esta sarta de balbuceos. Se trata de la palabra Leben, la cual los germanos usan para lo que nosotros llamamos vida.

8 comentarios:

carlosgna dijo...

MI QUERIDO AMIGO.
CON TODO EL SUSTO QUE TU COMENTARIO ME HA CAUSADO, PUEDO DERCIRTE LO SIGUIENTE:
CIERTAMENTE QUE LO QUE HAS DICHO TIENE DOBLE CONNOTACION, YA QUE LAS DROGAS DE SABOR YA EXISTEN, POR SI NO LO RECUERDAS, TAMBIEN LO ES EL HECHO DE QUE SI ESTE FUERA EL CASO, SE ACABARIA CON UNA DE LAS MAS GRANDES INDUSTRIAS QUE EXISTEN, SIN TOMAR EN CONSIDERACION QUE SEA BUENA O MALA, PERO AL FIN Y AL CABO INDUSTRIAS,ADEMAS QUE EN ESTE CASO EL ESTADO TENDRIA LA OBLIGACION DE CUIDAR LA CALIDAD DE ESTAS DROGAS, IMAGINENSE UNA QUE SEA DE MALA CALIDAD O QUE ESTE CADUCA, DARIA LUGAR A UNA MULTA POR PARTE DE LA PROFECOD, (LEASE COMO SE ESCRIBE), PERO EN FIN, ESPEREMOS REALMENTE QUE NO LLEGUEMOS A TAL NECESIDAD Y PRONTO ACABEMOS CON EL FLAGELO DE LA ADICCION A LAS DROGAS Y POR FIN PUEDA CONOCER UNA AMAPOLA, AUNQUE SEA EN UN MUSEO.
NO OLVIDES VISITARME EN carlosgna.blogspot.com

carlosgna dijo...

MI QUERIDO AMIGO.
CON TODO EL SUSTO QUE TU COMENTARIO ME HA CAUSADO, PUEDO DERCIRTE LO SIGUIENTE:
CIERTAMENTE QUE LO QUE HAS DICHO TIENE DOBLE CONNOTACION, YA QUE LAS DROGAS DE SABOR YA EXISTEN, POR SI NO LO RECUERDAS, TAMBIEN LO ES EL HECHO DE QUE SI ESTE FUERA EL CASO, SE ACABARIA CON UNA DE LAS MAS GRANDES INDUSTRIAS QUE EXISTEN, SIN TOMAR EN CONSIDERACION QUE SEA BUENA O MALA, PERO AL FIN Y AL CABO INDUSTRIAS,ADEMAS QUE EN ESTE CASO EL ESTADO TENDRIA LA OBLIGACION DE CUIDAR LA CALIDAD DE ESTAS DROGAS, IMAGINENSE UNA QUE SEA DE MALA CALIDAD O QUE ESTE CADUCA, DARIA LUGAR A UNA MULTA POR PARTE DE LA PROFECOD, (LEASE COMO SE ESCRIBE), PERO EN FIN, ESPEREMOS REALMENTE QUE NO LLEGUEMOS A TAL NECESIDAD Y PRONTO ACABEMOS CON EL FLAGELO DE LA ADICCION A LAS DROGAS Y POR FIN PUEDA CONOCER UNA AMAPOLA, AUNQUE SEA EN UN MUSEO.
NO OLVIDES VISITARME EN carlosgna.blogspot.com

Rinzen dijo...

Eso se llama Soma sergio, y sólo existe en el mundo feliz de Aldous Huxley, Saludos Sergio a ver cuando te dejas ver

Roberto Iza Valdes dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Roberto Iza Valdes dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Roberto Iza Valdes dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Roberto Iza Valdes dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
VilCapote dijo...

Hola,
pues sabemos que no hay calidad en todas las drogas, aunque hay algunas muy nobles. Por ejemplo (el más trillado) la mariguanita... bella dama y muy accesible. En los químicosm, tenemos el vicodyn (Hidrocodona) que bien te puedes meter uno diario, y tan tranquilo. Pastillas azules o verdes, los rebotes, no son recomendables para el uso diario. Espero que nuestros narcotraficantes se pongan las pilas y nos atiendan mejor, ya que no somos maleantes, sólo nos drogamos.