13.1.09

[Libros bonitos]

Hoy fui a Aldus a recoger ejemplares del libro Viaje a México, de Paul Morand, traducido por Villaurrutia y con presentación mía. El librito quedó muy bonito --puede ver, lector, la portada en la parte derecha de este blog y, claro, si lo ve en alguna librería, pues ¡cómprelo! No sé por qué, pero tengo la impresión de que siempre me hacen libros bonitos: la antología de poesía homoerótica me gusta mucho, mi libro, que salió el año pasado, me encanta (además, porque yo escogí la foto) y ahora este con esta portada sobria, en verde, con sólo tipografía.

Y me atreveré a decir más: donde he participado en la edición, los libros quedan chulos; en la antología de poesía homoerótica yo sugerí algo así para la portada y en este de Morand yo ayudé a cuidar la edición --para ya no hablar de mi libro que hice yo casi toditito. Por eso, creo, los libros de Quimera ediciones gustan tanto: aunque yo lo ideé, la verdad es que el diseñador, que es un chingón, supo hacer muy bien lo que yo había pensado y, luego, el impresor, que es también muy bueno, nos ha entregado libros de excelente factura.

Por eso es que no soporto los libros feos. Para empezar los de Porrúa --que por fortuna ya no son a dos columnas-- y ahora, lamento decirlo, los de Páramo ediciones que ya pude ver en una librería: lo siento mucho por Geney, de quien tengo muy buena opinión como editor, como escritor y como amigo, pero los libros son feos, mal impresos, en un papel horrendo y con una caja espantosa que la hace ver doblemente horrible porque, como están mal impresos, está toda chueca.

¡Ay, pero qué emoción me produce ver este nuevo librito! ¡Felicidades a Aldus! Y gracias, muchas gracias, a Ernesto, a Gerardo y a Luis, pues luego de 4 años el librito por fin ha salido.

1 comentario:

elman trevizo dijo...

Cierto. Los de Porrùa eran una cosa horrible a dos columnas. No hay como leer un libro bonito como objeto. Sergio. Abrazos. Elman