9.3.06

[Jorge Eduardo Eielson (1924-2006)]


Confieso que lloré cuando mi amiga Rocío Cerón me dio la noticia hace menos de media hora. Pensé que la Cerona me estaba choreando. Pero no, era verdad. Entré en shock, claro. Después de unos segundos, tomé el teléfono y le llamé a Ernesto Lumbreras, el editor de Eielson en México, y él me confirmó la noticia. (Ellos dos sabían de mi profunda admiración por la obra de Eielson). Murió en Milán ayer y, suponemos, allá lo enterraran ya que odiaba profundamente su país natal: el Perú.

Hace unas semanas, el propio Lumbreras me pidió una fotocopia de la reseña que publiqué en el suplemento cultural del Milenio, "Laberinto", a finales de noviembre del año pasado, cuando iniciaba la FIL de Guadalajara. Era una reseñita sobre el libro reciente que Aldus publicó en México de Eielson: "De materia verbalis" y Lumbreras se la quería enviar a Eielson hasta Italia. Prometí darle una copia para que se la enviara a ese poeta que tanto admiro. ¡Qué honor y qué pena que me hubiera podido leer! Pero no nos esperó y ayer la Catrina se lo llevó. Hasta ahorita Google no da ninguna noticia al respecto. Eielson, me queda claro, era para unos cuantos privilegiados que le admirábamos ciégamente.

Uno de los más portentosos poetas de la lengua española de la segunda mitad del siglo XX se nos fue sin el Juan Rulfo (que debieron darle el año pasado en lugar de Segovia) y sin el Cervantes. Una tremenda injusticia.

En el historial de este blog, hay unos cuantos poemas de Eielson. Ampliamente recomendables.

Este blog, y su autor, están de luto.

*
I

existirá una máquina purísima
copia perfecta de sí misma
y tendrá mil ojos verdes
y mil labios escarlata
no servirá para nada
pero tendrá tu nombre
oh eternidad

V

porque tu cuerpo es de tierra
y mi cuerpo es de tierra
de qué sirve la tierra sin tu cuerpo
de qué sirve la tierra sin mi cuerpo
de qué sirve mi cuerpo sin tu cuerpo
y mi cuerpo y tu cuerpo de qué sirven
si tu cuerpo y mi cuerpo son de tierra
tierra más tierra nuestros hijos
tierra con redondez la tierra
y todo lo que existe sobre la tierra
tierra tierra tierra tierra

(De Mutatis mutandis)

3 comentarios:

Ismael Lares dijo...

cogió su mochila y se fue, buen viaje

Medeo Mandarino dijo...

Me conduelo.
Le sobreviven sus amigos, sus admiradores y su obra.

Omar dijo...

Es triste enterarse de la partida de un grande. Un pequeño tributo a Jorge Eduardo Eielson, abierto a todos los blogs, se está gestando en Poesía en forma de pájaro .